Recursos de la Voz

En mis clases no sólo volvemos a los orígenes de nuestra infancia, sino sabremos como prepararnos para afrontar un texto hablado... o como no aburrir en nuestras alocuciones.

¿Te has atrevido a leer un cuento a tu hijo antes de que coja el sueño?
Te aseguro que vas a sentir verdadera satisfacción cuando te diga: “ahí va, si los lees como los de la tele”.

Eso es lo que vamos a conseguir. No sólo te servirán estas clases para satisfacer a los pequeños, también cambiaran a mejor tus expectativas como ser humano, que se pasa el día comunicando.
Siempre estamos  compartiendo ideas... ¿Y por qué no expresarlas en su justo volumen y entonación?

Dando firmeza a tu mensaje, gracias a los ejercicios de voz y respiración, tus palabras tendrán más fuerza y aplomo. Todo lo dirás en su justo volumen y, lo más importante, TONO.

¡Qué te parece si empezamos ya!